lunes, 22 de agosto de 2011

Día 14: uno que haya odiado hace años y hoy admira

Mi alma se la dejo al diablo, de Germán Castro Caycedo
No es precisamente el libro, sino el autor, lo que odiaba hace unos años. O no digamos "odiaba": despreciaba. Y lo despreciaba por puro y simple esnobismo, por una serie de prejuicios según los cuales un periodista colombiano que hacía best-sellers no podía ser nada bueno. En las vacaciones de mi adolescencia veía a los adultos de mi familia (a quienes, como todo adolescente, también despreciaba de algún modo) leyendo a Castro Caycedo (La bruja, por ejemplo, que apareció cuando yo tenía 14 años) y me indignaba y fingía leer a Camus. Hace poco, sin embargo, empecé a sentir curiosidad por sus crónicas de la selva, y un buen día compré y leí casi de un tirón Mi alma se la dejo al diablo. Quedé impresionado. Puede que Castro Caycedo sea un narrador más bien burdo, pero es un investigador tenaz y curioso, y sabe contagiar su curiosidad al lector. Puede que sea efectista, pero, qué más da, es también efectivo. Ahora ando buscando el tiempo para leer Perdido en el Amazonas y quizá, luego, El alcaraván.

9 comentarios:

  1. "Concierto Barroco" de Alejo Carpentier es un libro que hay que leer a cierta edad. De otra manera no se entiende...

    ResponderEliminar
  2. vladimir caraballo23 ago. 2011 13:07:00

    Sobre héroes y tumbas. La primera vez que intenté leerlo no pude con él. Lo releí hace unos cuatro años y la cosa cambió porque, entre muchas otras cosas propias de la obra, fue un muy bonito regalo y además fue objeto de conversaciones bastante cálidas (con personas bastante cercanas)de ahí en adelante

    ResponderEliminar
  3. Pues yo detestaba todo lo de García Márquez, no podía ver nada de él, quizás porque me pusieron a leer "El Coronel no tiene quien le escriba" y "Crónica de una muerta anunciada" cuando mi ánimo iba más por las aventuras de "Un Capitán de 15 años" o "Dos años de vacaciones" de Julio Verne. Sin embargo, ya más grande encontré en Macondo y en García Márquez un lugar donde siempre quise estar. Debido a ello, he pensando desde hace varios años que no es que no me guste un libro, sino que aún no ha llegado el momento de leerlo, que mi vida aún no se acomoda a los requerimientos del libro.

    Espero, que mi vida no se acomode a Coelho y su literatura :S

    ResponderEliminar
  4. "La muerte de Virgilio", de Hermann Broch.

    P.D.: como no recuerdo ahora ningún libro que haya odiado y hoy admire, matizo que este libro de Broch no me gustó porque por entonces no lo entendí.

    ResponderEliminar
  5. Cuando terminé de leer Hyperion de Dan Simmons me sentí timada... ¿y el monstruo?, ¿y la misión?. Me habían prometido una novela y me habían dado varios relatos muy diferentes e inconexos. Después leí "La caída de Hyperión", entendí todo y AME "Hyperión" :)

    ResponderEliminar
  6. Tendré que decir: "El psicoanalista" de John Katzenbach. Lo leí de encargo hace años y por eso lo tomé como una carga. Después analicé la trama y lo detesté. Finalmente lo comparé con otras malas historias y me di cuenta de que no estaba tan mal.

    ResponderEliminar
  7. No odiaba pero si subestimaba la obra de Germán Castro Caycedo; (ignorancia del ignorante). Hoy lo admiro; de él he leído: Con las manos en alto, Colombia amarga, En secreto y El palacio sin máscara; podría poner cualquiera.

    ResponderEliminar
  8. Lei el libro cuando era niño y recuerdo poco de los detalles , por ello kisiera leerlo de nuevo ,,pero no hay manera de conseguirlo en el extranjero y es imposible conseguirlo en pdf, por esta razon les pido si saben donde puedo conseguirlo me den el link ,o en su caso enviarmelo por email, les estaria inmensamente agradecido.

    ResponderEliminar
  9. Creo que estoy lo suficientemente mayor para no recordar algún autor que odiara. Seguramente que habría algún prejuicio sobre alguien, pero lastimosamente no lo recuerdo.

    ResponderEliminar